De Matrix ni hablemos. Bueno, si: hablemos. Como la primera es buena, los Wachowski vieron el fil y se compraron veinte libros de Osho, un playstation 2 y armaron unos brownies con las tucas tiradas en el Molino de P y as sacaron la Recargada y la otra.

El ‘caso Reyes’ queda en la nevera por esta súbita enfermedad. Aunque, según Manzano, «no hay caso Reyes». La plantilla tiene 24 jugadores, actúan 11 y otros se quedan fuera. La limpieza cuando no hay agua cercaSin embargo, no son escasas las ocasiones en las que es necesario limpiar bien los cristales y no hay agua cerca. En este caso, lo mejor es recurrir a los trapos de microfibra que suelen darse en las ópticas. Las gafas suelen entregarse con unas gamuzas que envía el propio fabricante.

The ostentatiousness of Glass has led many to compare it to another conspicuous device: the Segway. The label «Segway for your face» has stuck to Glass like a stubborn suction cup since the gadget was first unveiled in early 2012. This tweet might be the first time the connection was made, but it’s repeated often most recently by a venture capitalist at the Wearable Tech Expo in New York City, GigaOM reported..

Muchos estudiantes de arquitectura van a escucharles. Si cualquiera les pide consejo, tienen clara la respuesta: «El mundo es de los flipadillos, así que si no eres un freak en algo, cualquier cosa, conviértete en uno. Se empieza por un tema y el conocer profundamente se acaba convirtiendo en un hábito.

This is a challenge that even Google had to face. Notably, the company had come up with its first AR device, Google Glass, in 2013, which was consumer oriented but withdrew the product in 2015. This withdrawal was primarily due to privacy issues owing to a built in camera in the device..

Y, en el Ateneo, Miguel ngel Mellado dio a conocer su libro Miguel ngel Blanco, el hijo de todos, editado por La Esfera, donde desvela la personalidad humana del joven concejal asesinado por ETA. Su hermana Mari Mar confesó que no había podido leerlo. «Me han dicho que es un libro excelente, pero no estoy en condiciones de enterarme del informe forense y otros detalles».

La Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) detectó el mes pasado 683 puestos de venta ilegal callejera en la ciudad de Buenos Aires, lo que representa una caída del 62,2% en relación al mismo mes de 2016. Sin embargo, el Observatorio de Comercio y Servicios de la Entidad, el organismo de la CAC que hace la medición, aclaró que la cifra de septiembre significa incremento de 4,4% en relación a agosto de 2017. La baja interanual registrada estuvo vinculada a la reducción de la venta ilegal en las avenidas Pueyrredón y Avellaneda informe también seala que diez cuadras más afectadas contuvieron al 76,6% del total de puestos ubicados en calles, avenidas y peatonales.