Entrar o morir. La posición de los integrados es la más fácil de reconocer. La Argentina tiene que incorporarse al mundo en la actual división internacional del trabajo y especializarse en lo que mejor le sale: la producción agropecuaria, que eventualmente puede extenderse a algunos alimentos que se puedan producir a partir de las materias primas.

«Para trabajar, se partirá de la premisa que Rajoy y Sarkozy comparten: inmigración integrada, sí. Inmigración no integrada y acotada en guetos, no. Esto es lo que defienden frente al discurso multiculturalista de la izquierda francesa de los aos 80 y principios de los 90», enfatizan.

Con esta temática tan lúgubre, con razón aparece en infinidad de películas de terror. El usuario de YouTube Jedediah Bishop recopila en este vídeo algunos de los momentos en los que este género cinematográfico echa mano de este himno medieval. En casi todos los casos, las adaptaciones se limitan a reproducir los primeros instantes de la melodía vocal de Dies irae..

En aparece una multitud llegando a lo que ser la costa de una ciudad grande y moderna, esta gente se amontona y queda atrapada entre el cemento a sus espaldas y el mar. Una civilizaci moderna que parece empujarnos hasta los l La gente va saltando al mar y es rescatada por «peces voladores». Venimos de seres marinos que se animaron a volar.

La ciudad fue de nuevo protagonista en la disputa por el trono entre Suintila y Sisenando. Suintila se refugi en Zaragoza contra las tropas de Sisenando, que, ayudados por un ej mercenario franco, sitiaron la ciudad. No consiguieron tomarla por las armas, pero deserciones y traiciones llevaron a Suintila a rendirse, con lo que Sisenando se proclam rey en la ciudad..

Según la historia que ella misma cuenta, de corrido, nació en el seno de una familia de clase media, rígida, muy rígida. Con un padre médico, judío pero no religioso, y una madre muy espaola, muy católica, con «actitudes creativas» (tocaba el piano). Padres que eran rígidos, porque pretendían hacerla comer sentada a la mesa y no caminando por toda la casa.

Arma este racconto de su vida describiendo la re presión = mucha presión = muchaS presioneS que tuvo que sortear, y contextualiza sus represiones en paralelo con recortes histórico político económicos de la Argentina, ilustrando dichas sombras con el acompaamiento de determinadas canciones y ciertos juegos que dieron luz a despertares, esos que animaron a un deseo que hoy intenta plasmarse en una real y completa (auto)aceptación, en el placer, la salud, el orgullo, el compaerismo y el amor. Represión que imperaba por estas tierras desde principios de 1976. Apenas unos días antes del inicio del caos, se me dio por llegar al mundo.